Documentos para Trámites Administrativos
Descargar logotipo - Descargar Documentos

Noticias

Web
Una de las dolencias de urología más consultadas, por parte de los colombianos, son los cálculos renales. De hecho, los síntomas de esta enfermedad hacen parte de las 30 búsquedas en Google más comunes en el país, según lo reveló un estudio (Estudio presentado por la firma de marketing digital SEMrush, en el VIII Congreso de Mercadeo y Publicidad Digital – Bogotá, abril de 2019), durante el primer semestre del año. La dieta y la predisposición genética son las dos causas principales de su formación.

Los cálculos renales son unas ‘piedras’ cuyo tamaño puede ser microscópico –pasando prácticamente desapercibidos– o alcanzar un diámetro superior a un centímetro. En este último caso, lo más seguro es que su extracción implique una cirugía debido al dolor que puede causar y para evitar una infección, que puede llevar al daño de un riñón.

¿Cuándo se debe sacar un cálculo renal?

“En el 95% de los casos, la extracción quirúrgica de los cálculos renales se hace con tecnología endoscópica, que permite destruir el cálculo con un equipo láser, para luego extraerlo” explica el doctor Juan Camilo Ospina, Jefe de Urología de la Clínica del Country. Los casos en los que se debe extraer quirúrgicamente un cálculo renal están asociados a los siguientes factores:

1. El 90% de los cálculos menores de 4 mm se expulsan, si este es de cerca de un centímetro o superior este porcentaje disminuye de forma considerable requiriendo tratamientos invasivos.

2. Cuando se presenta una infección asociada, un cálculo renal puede dañar un riñón si se infecta o si dura obstruido mucho tiempo complicar su manejo.

3. Cuando el dolor es insoportable o inmanejable con analgésicos.

4. Los bilaterales, son cuando hay dos cálculos descendiendo al tiempo; sin embargo, este escenario es poco usual.

5. Si el paciente tiene solo un riñón, dado que podría presentar una falla renal.

Mitos y verdades de los cálculos renales

En la mayoría de los casos, los cálculos renales no representan riesgo para la salud y se expulsan de manera natural. Sin embargo, todo su tránsito desde el riñón hasta la vejiga puede causar síntomas muy agudos, por lo que se han generado varios mitos en torno a los cálculos renales:

1. “Duele más que un parto”.

Es cierto que los cálculos renales pueden estar acompañados de dolores fuertes, en la zona lumbar, el abdomen, el canal inguinal, los genitales y, en ocasiones, hasta en la pierna. A esto se le suman otros síntomas, como nauseas y vómito, que contribuyen al malestar de los pacientes. Pero, la analogía con un parto hace pensar que el mayor dolor tiene que ver con la expulsión, lo cual es falso. “Cuando el cálculo está pasando del riñón a la vejija es cuando duele, pues hay una obstrucción; pero ya cuando está en la vejiga, la gran mayoría de ocasiones deja de doler” explica el Dr. Juan Camilo Ospina.

2. El consumo de lácteos es el responsable de la aparición de cálculos.

Falso. En Colombia, cerca del 90% de los cálculos renales son cálculos de calcio, por lo que la gente erróneamente piensa que tienen que ver con el consumo de lácteos. De hecho, el problema no está en el consumo de leche o sus derivados.

Los aspectos alimenticios que si inciden en la formación de cálculos renales son el consumo alto de carnes rojas, el uso de sal en exceso y el bajo consumo de líquidos; por lo que se debe modificar estos hábitos, particularmente si son personas con predisposición genética o que ya han sufrido esta enfermedad. Dependiendo del tipo de cálculo, se pueden dar otras recomendaciones de dieta –como evitar las espinacas, las fresas y las bebidas negras– que aplican a casos específicos.

3. La cerveza (u otros ‘remedios’ caseros) elimina los cálculos.

Falso. La mayoría de los cálculos se expulsan, independientemente del consumo de cerveza u otros remedios caseros. Lo importante es mantener buenos niveles de hidratación para evitar que se formen nuevos cálculos.

Los únicos cálculos que pueden llegar a disolverse son producidos por ácido úrico siendo los únicos que pueden disolverse dado que si se crea un medio alcalino es probable que desaparezca. Este tipo de cálculos solo se presentan en el 3% de la población nacional.

4. Le duele más a los hombres expulsar el cálculo.

Falso. El conducto por donde se expulsa la orina al exterior (la uretra) es más amplio que el canal (uréter) por donde desciende del riñón a la vejiga. Es decir, que cuando va a ser expulsado del cuerpo, los cálculos ya han pasado por túneles más estrechos del cuerpo. Sobre esto, el urólogo de la Clínica del Country afirma: “los hombres puedan sentir impresión de ver salir una piedra, pero generalmente no van a sentir dolor”.

Fuente: www.opinionysalud.com

Fecha de publicación: 06 de Agosto de 2019

Atención al usuario y red de prestadores

  • Línea nacional: 018000187050
  • Nariño - Putumayo: 57 (2) 7336889
  • Cauca - Valle: 57 (2) 4850697

Oficinas administrativas

  • Pasto: 57 (2) 733 60 30 Cll 11 a Cra 33 Esquina B/ La Aurora
  • Cali: 57 (2) 512 92 00 Cll 5 No. 19-12 Barrio Libertadores - Cali